miércoles, 31 de diciembre de 2008

La vida es realmente mejor cantando


Desde pequeña, aprendí eso gracias a la Banda Timbiriche. Me tomó 34 años escribir sobre la justificación científica de por qué la vida es mejor cantando. Resulta que cantar y escuchar música estimula el sistema inmunológico. Estudios recientes han demostrado que la samba y la música brasileña, dentro de la música contemporánea, es una de las más sanadoras, ya que hace sentir a salvo y con mucha energía a quien la escucha o la canta.




Cuando conocí de cerca a Paquita la del Barrio, conocí lo que es el desahogo y lo terapeútico que se vuelve éste. Pues bien, ahora leo que la música y la entonación van muy bien en el rito del desahogo, nos permiten expresar las emociones, la tristeza, la pena y la aflicción. Si sentimos emociones negativas somos más proclives a la depresión. Por ello, estas emociones deben exteriorizarse.

Se cuenta que una de las curaciones más famosas de la historia fue la del rey Felipe de España en la década de 1730. Después de oír a Farinelli, un cantante castrato italiano, desaparecieron milagrosamente el dolor crónico, la depresión y la enfermedad mental del monarca.


Otra de las historias más asombrosas fue el caso de los monjes de un monasterio benedictino del sur de Francia, aquejados de inquietud, fatiga y depresión. El doctor Tomatis después de visitar a 70 de los 90 monjes del monasterio comentó que su abatimiento no era físico sino auditivo. Este estado de debilidad era la consecuencia de haber eliminado varias horas de canto gregoriano de su rutina diaria.

El canto gregoriano bajaba el ritmo respiratorio, y la tensión arterial, elevándo el ánimo y aumenta la productividad. Cuando los monjes reanudaron sus sesiones de canto gregoriano recuperaron el vigor y la salud.

¿Música curativa?

La entonación y la música aumentan los niveles de endorfinas. Una investigación médica reciente indica que son capaces de disminuir el dolor e inducir una euforia natural.

En el centro de investigación de la adicción de Stanford, en California, el científico Avram Goldstein comprobó que la mitad de las personas estudiadas experimentaban euforia mientras escuchaban música, capacitando al cuerpo a producir sus propios anestésicos y a mejorar la actividad inmunitaria.

Guy Bérard, especialista francés en audición, aseguró haber tratado a 233 enfermos de depresión con tendencias suicidas. El 93 por ciento se curaron después del primer curso de tratamiento, el 4,7 por ciento curaron después de dos o tres tratamientos y solamente en cinco personas no dio resultados.

¡A cantar todo el mundo!
Artículo completo en cope.es

viernes, 26 de diciembre de 2008

Circunstancias

Esa palabra, circunstancias, me molesta. Cuando alguien explica que no puede hacer nada "que son las circunstancias" me dan ganas de hacer un rollo de ellas y golpear a ese alguien en la cabeza. Yo creo en la vida que cada uno se forja, creo en el libre albeldrío, creo en un mundo enorme donde siemrpe habrá un lugar lejano para volver a empezar. En fin, no creo que las circunstancias se adueñen del ser.

Sin embargo, hoy concluí que esa palabra se puede usar en mi caso. Estaba hoy desayunando y me disponía a tomar mis medicinas. Una tira de éstas ya estaba vacía, así que fuí al cajón donde esperaran por mi, decenas de cápsulas. Abrí una caja nueva, tomé una nueva tira, y casi como costumbre, tomé la hoja de indicaciones de la medicina.

No se cuántas veces he leído estas hojas. De uno o de otro medicamento, las he leído para luego botarlas. Hoy volví a leer que este medicamento suele provocar mareo, somnolencia y cansancio. Eso es en casi todos los pacientes. Hay quienes presentan más efectos, que yo no he sentido.

Al leer sobre la somnolencia y el cansancio, me explico, como tantas otras veces, lo que me sucede.

- Claro por eso a veces me siento tan cansada, con sueño.

Entonces recuerdo que también me siento así porque a veces no logro dormir muy bien. Si la compresa eléctrica se mueve, o se apaga por seguridad, debo acomodarla de nuevo y resetearla para que vuelva a calentar mi espalda y entonces pueda volver a dormir.

Y es entonces cuando me pierdo. Es cuando tengo enfrente mi dolor y su tratamiento. Los dos con consecuencias. Efectos que no distingo de donde vienen. Igual que la depresión.

Un día le pregunté a MMM si el dolor me provocaba la depresión, o la depresión me provocaba el dolor. La respuesta fue igual que la pregunta, complicada. "Ambos" dijo. Y desde entonces tratamos a ambos como siameses con un solo hígado enfermo. No podemos tratar uno olvidando al otro, porque en unos días caeríamos en cuenta de nuestro error.

Entonces se empiezan a formar frente a mi, en una gran plaza todos los elementos de esta ecuación: dolor, tratamientos, depresión y quien sabe cuántos más existan. Los veo, cubiertos con capucha, pero todavía no se atreven a anunciarse, a decir quien los invitó a la fiesta.

Si me quiero preguntar por qué tengo más hambre que nunca, por qué estoy mareada, por qué me siento tan cansada, me levanto, me asomo a la ventana y en la gran plaza, están ahí formadas, cual mariachi en serenata, las circunstancias.

lunes, 17 de noviembre de 2008

12 pacientes probarán terapia génica para aliviar el dolor crónico

Doce personas con cáncer y dolores que no responden a ningún tratamiento serán los primeros voluntarios en probar una terapia génica para poner fin a su sufrimiento. La Universidad de Michigan (EE.UU.) es el primer centro que utiliza esta estrategia para combatir el dolor intratable, el que no responde a ningún calmante. La mayoría de los ensayos clínicos que se han realizado hasta la fecha han intentado corregir enfermedades originadas por un gen defectuoso, como ocurre con los «niños burbuja», una anomalía que anula el sistema inmunológico.

Para combatir el dolor, los científicos no intentarán corregir un gen anómalo, sino introducir un gen que regula la encefalina. Esta molécula funciona como uno de los calmantes naturales del organismo, un opiáceo natural que alivia las molestias y produce sensación de bienestar. El gen se introducirá con la ayuda de un virus -el del herpes simple- como «taxi» biológico para llegar al sistema nervioso. El ensayo con este primer grupo de pacientes confirmará si el virus herpes es capaz de llegar a los nervios sensoriales y dejar su «carga» sin graves efectos secundarios. Si demuestra su eficacia, la estrategia podría convertirse en una nueva herramienta para aliviar otros tipos de dolor crónico, incluido el dolor neuropático que padecen las personas con diabetes.

El virus y su «carga» se inyectarán directamente en la piel para dirigirse a las rutas del dolor. Será un «viaje» sencillo para el virus del herpes porque la piel es la vía natural que utiliza para alcanzar las células nerviosas.

El dolor es un problema médico difícil de manejar, a pesar del arsenal de calmantes con el que se cuenta. Los fármacos convencionales tienden a distribuirse por el sistema nervioso de una forma generalizada, no dirigido al punto del dolor.Con lo que se necesita más cantidad de calmantes para conseguir mejores resultados, pero también a cambio de mayores efectos secundarios. La terapia génica pretende ser más selectiva. «Permitirá interrumpir de forma selectiva la transmisión de las señales del dolor y la percepción de las molestias», explica David Fink, uno de los responsables del ensayo.

La encefalina se liberará de forma selectiva en la espina dorsal, en la zona encargada de transmitir el dolor desde la zona afectada del cuerpo hasta el cerebro.

Boletín de la Sociedad Española del Dolor (Octubre 2008)
Recorte de prensa, abc.es (2008-10-13)

domingo, 21 de septiembre de 2008

Volviendo a la realidad

Parece que cuando mi mente empieza a vagar en banalidades, el dolor se pone celoso y cual niño que reclama más atención, me parte en dos.
A veces me es difícil entender qué tanto dolor puedo llegar a tener a veces. Cuando pasan días en los que por la noche hago planes y, al siguiente, todo se cumple, olvido cómo son las noches en las que no hay nada para mañana, solo esperar sentirme mejor.
Cuando empiezo a imaginar un hobby, una nueva actividad, un nuevo estudio... aparece, en tren, pasando sobre mi y mis ilusiones.
Incluso, a veces va más allá. A veces, hasta con mi esperanza, con mi Fe, se anda metiendo. La Lyrica que sustituyó el Neurontin parecía tener bajo completo control el dolor de la pierna y del brazo derechos.
Pues no. Algún día me escuchó decir que tal vez nunca volvería a sentirlo, que ahora si se había acabado. Esperó un par de semanas y volvió, trayendome tristeza y dolor.
No es que esté mal emocionalmente. Es solo que relato un poco lo que viene con el dolor. Siempre trae un mensaje y éstos, son los que me ha traído hoy.
Supongo que pronto volveré a no entender cómo es no tener cabeza para planes, cómo es sentirse así, como me siento yo. Con una vida por delante, pero que no la siento en mis manos sino en las manos de el.

miércoles, 20 de agosto de 2008

De vuelta aquí

Me cuesta mucho trabajo escribir cuando el dolor está aquí, tomando mi lugar en la vida, pero para eso existe este blog, para darle el espacio que tanto pide. Lo que hago para superar esa resistencia a escribir en momentos difíciles, es escribir cuando la crisis ha pasado, o al menos, me engaña con un respiro.

Hoy resumo dos experiencias. Una, lo vivido por la prueba de una nueva medicina. Intercambiamos el Neurontin por Lyrica. Los primeros días anduve adormilada, más de lo normal ¡claro! Según yo, tengo un cambio en el apetito... a veces, cuando ya estoy a punto de dormir, imagino alguna comida y es muy fuerte el impulso de levantarme y prepararlo. Sospecho que tiene que ver con la medicina, porque los platillos que se me antojan son ricos en carbohidratos. Lo más desagradable ha sido el día que la presión estuvo a la alta todo el día.

Lo otro, fue consecuencia de la genial idea de ir al cine. Si, ir al cine. Desde hace años, me resisto hasta el último respiro, por ir. A veces, se me olvida la razón y acepto, como sucedió el domingo pasado. La mañana siguiente, me acordé. Los sillones del cine, aquí y en China, sospecho, tienen la cabecera hecha hacia adelante y es de lo más incómoda para mi, de por si, tiezo cuello.

A pesar de mis intentos de acomodarme parece que si me afectó. Dos días de dolor intenso de cuello y rigidez. En estos casos, si la contractura persiste, termina corriéndose hacia la cabeza y cara. Ahí ya no me pregunten que hago, porque la chipilés y la angustia me pega. Por suerte, recibo un masaje delicioso en cuello, cara y cabeza con aceite de árnica que me deja dormir a pierna suelta otra vez.

Como dije, la crisis acabó o está en pausa, por eso aprovecho para reportar que este blog sigue vivo y seguirá mientras haya que contar lo que significa vivir con dolor. Y justo eso, contar lo que es vivir con dolor, no es fácil sabiendo que quien te lee, te ama y le provocas un dolor en el alma con tus letras. Lo siento, perdón por hacerlo, no es nada personal, es mi terapia y lamento involucrarlos de esa manera. Ya dije.

jueves, 31 de julio de 2008

And the winner is

Dos veces al año, la Fundación Nacional del Dolor (National Pain Foundation-NPF) honra a las personas que viven con dolor y cuidadores en la Cena NPF Triumph (triunfo). El punto culminante de la cena es la presentación de estos raros premios a las personas que han hecho una diferencia en las vidas de muchos, que se enfrentan con el dolor que viven a diario.

Ayer, me llegó a mi email el mensaje siguiente:

Por favor, considere la posibilidad de proponer a alguien que conozcas que ha marcado una diferencia como una persona que vive con el dolor o como un cuidador de alguien que viven con el dolor.

O sea, los premios son dos:

Uno para alguien que vive con dolor, se le llama "Triunfo del espíritu". Su mérito no es vivir con dolor, sino que haya encontrado la manera de seguir a pesar del dolor y de las dificultades que este trae de la mano. El premio, dice la NPF, es para premiar a aquellos que logren ésto con una gracia y un coraje que inspire a los demás a seguir, a educar...

El otro premio es para algún cuidador, alguien de la familia, o un doctor, por su excelencia en los cuidados y dedicación a ayudar a personas que viven con dolor. "Premio al cuidador" es un reconocimiento, en todo lo alto, de que el dolor no agarra a una víctima sola, agarra parejo con ella y su familia.

Sinceramente, me causa extrañeza que éstos premios existan. Pero la extrañeza no es desprecio, es más, creo que es simpatía y gusto. No se trata de exponer a nadie, sino de darle mérito con todo respeto. De pronto me imaginé en esa cena, escuchando mi nombre y la reseña que dijera que éste blog a ayudado a muchos. Yo solo podría decir "thank you" ante un salón lleno de personas que no me habrían leído porque el blog es en español.

La fecha límite para nominar es el 15 de agosto del 2008. Las nominaciones se pueden hacer en línea en la página de la NPF.

Es más aquí les pongo los formatos, para el primer premio es la siguiente liga Triumph Award — Triumph of the Spirit y para el de cuidador es esta Celina Field Caregiver Award


Con cena o no, mi gran candidato al segundo premio es el ser que ha compartido la vida conmigo por decisión y por amor. Que va y viene conmigo a terapias y consultas. Que en madrugadas calienta mis compresas y masajea mi espalda o cara, para calmar un poco mi inquietud. A aquel, que me manda a acostar a medio día, sabiendo que con ello tendré una mejor tarde. En fin, ese que día a día aprende, junto a mí, a vivir con dolor. Ojalá un día, se anime a adquirir voz aquí, para que nos cuente que significa, para él, ser marido del dolor.

sábado, 19 de julio de 2008

Influencia de la mente en el dolor

Encontré este video.... es interesante. Más de una vez he relacionado mi dolor crónico con las emociones y pensamientos que se conjugaron en un mal momento. Sigo trabajando en aliviar mi mente, mi alma para que el dolor se vaya. Pero no se va. Al menos mi alma va sanando y eso se siente bien. Puedo tener un cuerpo enfermo pero no un alma que arrastre dolor, impotencia, culpa.





Como ya dije, yo no le saco a nada. He de encontrar ese libro y trabajar en el. No estoy segura, pero me suena a terapia cognitivo conductual, en la cual tengo ya unos meses trabajando y creo que voy muy bien. Cuando sepa si es eso o no, aquí contaré.



viernes, 18 de julio de 2008

El dolor y la mercadotecnia


Yo digo que no le den voz a la gente de marketing cuando se trate de hablar de asuntos que desconocen. Resulta que ya se están preparando los folletos y campaña para el 20 de octubre, el día mundial del dolor. En España, un laboratorio y un instituto de diseño se reunieron para elegir la imagen adecuada para la campaña. El resultado encabeza el post y me parece muy bueno. Lo que no me hizo gracia, o más bien, me hizo bastante es que la coordinadora del proyecto para el cartel haya dicho lo siguiente acerca del dolor crónico: "Para quien sufre se trata de algo difícil de combatir, pero con ayuda puede resultar muy fácil"

Tal vez se trate solo de cambiar el "muy" por el "más", pequeñeses. La idea no es mala. Se trata de informar de que con la medicina moderna, se puede dejar de sufrir de dolor crónico y al mismo tiempo sensibilizar a la gente sana sobre éste padecimiento.

Las autoras del cartel, Juana María López y Joumana Mattor, también dicen que fue importante para ellas, plasmar la imagen del dolor con las diferentes edades, pues se suele identificar el dolor crónico con la gente edad avanzada, siendo algo que también puede estar presente en la vida de jóvenes y niños.

El lema del póster, que se distribuirá en hospitales, farmacias y centros de atención primaria, es 'Juntos podemos tratar el dolor' e incide en la idea de que hoy en día es un problema tratable. O sea, si, mi pregunta es ¿donde? ¿cómo? ¿cuándo? ¿siempre?

El Día Mundial del Dolor surgió en el año 2001 y desde entonces se ha centrado cada año en una campaña específica para sus distintas manifestaciones. El 2008 es el año de las molestias derivadas de tratamientos o enfermedades oncológicas. Por primera vez, la campaña presenta la particularidad de que durará un año completo y no se centrará en un sólo día, como ha sucedido hasta el momento.

miércoles, 25 de junio de 2008

La Vitamina D sorprende por sus efectos contra el dolor

Una investigación encontró que las personas con dolor de espalda crónico casi siempre tenían inadecuados niveles de vitamina D. Cuando se administró suficientes suplementos de vitamina D, el dolor, sino desapareció, al menos, ayudó en gran medida. "


El informe, "Vitamina D analgésico olvidado para el dolor músculo esquelético crónico," fue objeto de revisión por un panel de 8 expertos, e incluyó los siguientes puntos importantes:

-- La vitamina D es esencial para la absorción de calcio y la salud de los huesos. Una inadecuada ingesta de vitamina D puede dar lugar a un reblandecimiento de superficies óseas, o la osteomalacia, que causa dolor. La parte inferior de la espalda parece ser particularmente vulnerable a este efecto.

-- En un estudio de 360 pacientes con dolor de espalda, todas ellas tenían niveles inadecuados de vitamina D. Después de tomar suplementos de vitamina D durante 3 meses, se han mejorado los síntomas en el 95% de los pacientes. Aquellos con más severas deficiencias de vitamina D experimentaron el alivio del dolor.

-- Se recomienda actualmente la ingesta adecuada de vitamina D, el máximo de 600 UI por día se ha quedado obsoleto y se considera demasiado bajo. Según la investigación, la mayoría de los niños y los adultos necesitan por lo menos 1000 UI por día, y las personas con dolor de espalda crónico se beneficiarían de 2000 UI o más por día de suplementos de vitamina D3 (también llamado colecalciferol).

-- Los suplementos de vitamina D tienen un perfil de seguridad muy favorable. Interactúan con muy pocos fármacos u otros agentes, y por lo general no son dañinos a menos que las dosis extremadamente altas como 50000 UI o más diarias durante un periodo prolongado de tiempo.

-- Los suplementos de vitamina D son fáciles de administrar, son bien tolerados, y en general los costos son bajos.

Además del amplio Informe de Investigación (de 50 páginas, 170 referencias), hay disponibles una Presentación de información (7 páginas) que resume el informe y proporciona orientación a los proveedores de asistencia sanitaria. Además, un folleto especial por parte del paciente (6 páginas) lo que explica la vitamina D es, cómo funciona y cómo se puede ayudar a aliviar el dolor.

La vitamina D no debe considerarse como una cura para todos los dolores de espalda y en todos los pacientes. Asimismo, no es necesariamente un sustituto de otros tratamientos del dolor.

Hasta ahora, la evidencia dice que recomendar suplementos de vitamina D en pacientes con dolor de espalda crónico no haría daño y podría hacer mucho bien a bajo costo.

Le voy a preguntar a mi doc, y si tu andas también con dolor, pregúntale al tuyo. No es una ocurrencia, es un estudio serio. Y veamos resultados.

El estudio completo y la guía al paciente está disponible en http://Pain-Topics.org

jueves, 19 de junio de 2008

Un face to face con el dolor

Acabo de dar con la noticia de éste libro: Cara a Cara con tu dolor. Leo la noticia y me parece interesante. No lo recomiendo porque lo tendría que leer primero. Así que lo pondré en la lista de cosas a buscar en mi viaje a Barcelona y luego contaré aquí si es un buen acompañante. Dejo la noticia completa, para que vean por qué atrajo mi atención.

Por cierto, antes de entrar a la noticia, quiero agradecer la visita a este blog de mi familia y amigos, pero sobre todo, y porque por eso nació Vivir con Dolor, a aquellos que viven con dolor y a sus familiares que navegan en la web buscando respuestas y llegan aquí encontrando relatos que no les son ajenos.

Gracias por estar ahí, gracias a los que envían mensajes y también, a los que silenciosamente me acompañan. Reitero mi invitación del día que abrí el blog, éste es un lugar abierto donde, tu también hables sobre lo que quieras decir de vivir con dolor. Por lo pronto, nuevamente gracias.

Ahora si, ahí va lo del libro:

Cara a cara con tu dolor.
Técnicas y estrategias para reducir el dolor
Autora: Jenny Moix Queraltó
Editorial: Paidós

¡Ojala se inventara un termómetro para medir el dolor! Con esta invención, no conseguiríamos acabar directamente con el dolor, pero sí con la incomprensión que sienten las muchísimas personas que lo sufren. Esa sensación de que los otros no alcanzan a imaginarse el dolor que padecemos, desaparecería si lo pudiéramos mostrar a través de ese termómetro.

El dolor no suele caminar solo, anda cogido de la mano de esa sensación de incomprensión y de otras desagradables emociones: el sentimiento de inutilidad, la pérdida de ilusiones,...Estos compañeros del dolor, aumentan la ansiedad y la tristeza, y estas emociones cierran un círculo vicioso porque a su vez incrementan nuestro dolor.

El objetivo de este libro es enseñar técnicas que se han mostrado eficaces en muchas investigaciones para tratar las emociones negativas que conlleva el dolor y de esta forma, indirectamente, disminuirlo. Estas técnicas son muy diversas y nos enseñan desde cómo relajarnos, hasta cómo organizar nuestro tiempo, pasando por cómo debemos mejorar nuestras relaciones con los demás, cómo reconocer los valores reales de nuestras vidas y cómo conseguir acorralar a nuestros pensamientos negativos.

Todas estas técnicas se describen con un lenguaje fácil y envueltas de anécdotas, ejemplos, cuentos y ejercicios.

El libro no sólo va dirigido a personas afectadas por dolor crónico sino que también puede ser de utilidad para sus familiares y para los profesionales de la salud que tratan esta dolencia. La autora es profesora titular de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Barcelona, miembro del Grupo de Investigación en Estrés y Salud de esta misma institución y colaboradora en la clínica del dolor del Hospital de Sabadell.



lunes, 16 de junio de 2008

Más tratamientos alternativos por probar

Y yo que me creía....el rey de todo el mundo.... Bueno, no, no me creía el rey, en ese caso sería sentirme la reyna, pero no. Solo que si tengo que empezar este post con "y yo que me creía". Pero se trata de que me creía saber de todas-todas en terapias alternativas para el dolor y hoy que me topo con una página que me sacó de mi error.

rVita reune información de Medicina Integrativa, Complementaria y Alternativa. Comparan tratamientos y proporcionan datos de expertos en el tema.

Entré al tema de dolor y me encontré con esta tabla. Descubrí que no he usado mucho el asunto de hierbas, y hay bastantes, que parecen tener efectos positivos. Ya iré investigando si no hay inconvenientes de usarlas junto con mi medicamento.

Mi investigación de los próximos días, al menos tiene esta guía para ir “barriendo” posibilidades. Ya iré platicando de los avances. Ahí les comparto la tabla de tratamientos para el dolor, con datos interesantes.





miércoles, 4 de junio de 2008

La retroalimentación que cura

Se le llama Biofeedback y hace años supe de ella. Un día de éstos que sea barato el programa casero me lo compro ¡total! Ya compré mi pelota de rehabilitación.¿No les había contado, verdad? Si, me la compre y es mi nuevo sillón mientras escribo. De este recurso escribí en el blog sano, ahí explico de cómo funciona esta maravillosa y divertida pelotona.

Bueno, pero del Biofeedback, recién desempacado me llega este video. Por cierto, en mi próximo viaje a Barcelona, ya tengo cita para una sesión para probarlo. A ver que tal.

lunes, 26 de mayo de 2008

La semana de la columna: Spineweek 2008

Hoy empieza en Suiza, la Spineweek 2008. Se reunen estudiosos y tratantes de asuntos de la columna vertebral. Yo voy a estar pendientísima a ver si se dice algo chído.

Algunas sociedades que participan en la semana son:
  • International Society for the Study of the Lumbar Spine (ISSLS)
  • Spine Society of Europe (SSE)
  • European section of the Cervical Spine Research Society (E-CSRS),
  • Brazilian Spine Society (BSS)
  • Sociedad Iberolatinoamericana de Columna Vertebral (SILACo)
  • And Delegation from Asia-Pacific Orthopaedic Association – Spinal Section (APOA)
  • North American Spine Society (NASS).
Veamos que pasa...

viernes, 16 de mayo de 2008

La aceptación es el único camino


El dolor tiene un componente psicológico, de eso no hay duda. Esa carga emocional, puede incluso potenciar el dolor. Los sentimientos que genere nuestro dolor, nos puede llevar a un círculo vicioso, no solo en el que experimentamos más dolor, sino que sufrimos más.

Para romper esos círculos, debemos enfrentar que estamos en una situación que no se puede cambiar, lo que nos lleva a que el único camino es la aceptación. Aceptar el dolor es una experiencia muy dura, porque implica reconocer que no puedo control el dolor, que éste me llena de limitaciones, pero que la vida tiene algo para mi, mucho más allá que el dolor.

Es un poco, encontrar el sentido a la vida a pesar del dolor. Por eso, cuando alguien me dice un poco desesperado “es que pareces aceptar la situación”, no lo tomo a mal y reitero que es lo mejor que puedo hacer. Las razones son:

  • Aceptación no es no hacer nada. Es evitar el circulo vicioso que me provocan mis emociones y potenciar el tratamiento médico que tomo.
  • Aceptar es abrirme a experimentar lo que pase, lo que venga y lo que no conozco.
  • Aceptar es tomar conciencia de las limitaciones que conlleva el dolor crónico.
  • Aceptar no es querer que el dolor permanezca. Es impedir que la carga emocional negativa del dolor tome las riendas de mi día.
  • La aceptación abre el camino al compromiso. Si entiendo el sentido de mi vida, buscaré y probaré haciendo cosas de acuerdo a mis capacidades, las cuales, por cierto fueron limitadas por un dolor crónico.
  • Aceptar no es quedarse con el sufrimiento que se tiene, la aceptación disminuye el sufrimiento e incluso inicia proceso psicofisiológico de la habituación, por el que el dolor se hace más tolerable porque nos habituamos a él. Es dejar el dialogo interno de recriminaciones y “hubieras”. Al habituarnos a las sensaciones, disminuye la ansiedad, el miedo y la depresión.

Algunos médicos me lo dijeron en el pasado “me debía acostumbrar al dolor”. Me reí y lloré por el consejo, pero con los años he entendido de qué se trata. Si duermes y despiertas con alguien, no puedes estarle haciendo la guerra a toda hora, mejor, llevas la fiesta en paz. ¿O no?

domingo, 11 de mayo de 2008

Se habla de dolor en México

Hasta hace relativamente poco tiempo, los médicos tendían a ver el dolor como algo secundario frente a la enfermedad. Pero en los últimos años esta manifestación del cuerpo ha ganado importancia, a medida que los galenos fueron advirtiendo que muchos pacientes no mejoraban y tenían una mala calidad de vida a causa del dolor.

Hoy los médicos distinguen entre diversos tipos de dolor, desde el dolor agudo, localizado, causado por un traumatismo, al que llaman dolor nociceptivo o inflamatorio, hasta el dolor crónico y difuso como el que produce la condición llamada fibromialgia, pasando por las diversas manifestaciones de dolor neuropático.

Alrededor de 250 expertos en el tema se reunieron recientemente en Cancún, en el Segundo Foro Latinoamericano de Dolor, para compartir avances en la comprensión de algo que tarde o temprano afecta a todos.

“Aunque el dolor existe desde que la humanidad existe, en las últimas dos décadas hemos avanzado más que en ningún otro momento en la historia en su comprensión”, dijo Argelia Lara Solares, de la Unidad de Dolor y Medicina Paliativa del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.

“Antes lo importante era la enfermedad; el dolor lo dejábamos en segundo o tercer lugar. No lo habíamos evaluado nunca con seriedad hasta que nos empezamos a dar cuenta de que teníamos enormes fracasos terapéuticos, que había ciertos grupos de pacientes que no mejoraban en absoluto”, dijo la especialista en dolor.

Eva Kosek, del Centro de la Espina Dorsal de Estocolmo, Suecia, dijo que la noción tradicional ve al dolor como una señal de alerta que se genera como resultado de daño en un tejido.

“Si uno se rompe la rodilla, hay dolor en ella porque llegan señales de dolor desde la rodilla hasta el sistema nervioso. Esta es la idea normal del dolor, cierta para el dolor agudo; pero se ha mostrado que en el dolor crónico y en el neuropático, el problema es que el sistema nervioso central cambia el modo en que se procesan las señales de dolor”, dijo Kosek.

Lara Solares comentó que el dolor agudo tiene una función de alerta; obedece a un mecanismo defensivo. Pero el dolor crónico no sirve a una función: “Puedo estar semanas, meses, años, con un dolor —ya sea artrítico, neuropático, oncológico por un cáncer— y ya a mí no me sirve para nada: yo ya sé que estoy enfermo. El dolor pierde su función de aviso, y entonces se convierte en un drama para el paciente que lo sufre”.

Anthony Dickerson, profesor de neurofarmacología en el University College, Londres, dividió a los dolores en tres tipos generales: el agudo, el convencional, es el llamado nociceptivo. “Pero creo que una mejor palabra sería dolor inflamatorio. Es aquel en el que se hace un daño al cuerpo: la piel, el hueso, una articulación, pero también la osteoartritis”.

Cuando el daño ocurre en los nervios del cuerpo se tiene dolor neuropático, con problemas adicionales porque este dolor causa adormecimiento, pérdida de sensación pero también sensaciones dolorosas anormales.

“Luego tenemos un dolor menos comprendido, que es la fibromialgia, en la que hay un dolor generalizado en todo el cuerpo”, dijo.

Manuel Martínez Lavín, director del Departamento de Reumatología en el Instituto Nacional de Cardiología, explicó que la fibromialgia “es un síndrome doloroso generalizado. Afecta sobre todo a mujeres y a estas mujeres les duele todo el cuerpo; les duele mucho y de manera constante, y este dolor se acompaña de un cansancio profundo que no mejora con el reposo. Tienen un sueño que no es reparador, calambres, adormecimiento de brazos y piernas, y puede haber todavía otros síntomas”.

En los pacientes afectados por fibromialgia, hay una sensibilidad exagerada al tacto. El doctor Martínez Lavín dijo que los pacientes estiman dolorosos estímulos que normalmente no deben producir dolor, al punto que pueden sufrir con un abrazo o un apretón en el brazo. El doctor Dickerson dijo que en algunos casos los pacientes sienten dolorosa la brisa.

Por fortuna, coincidieron los médicos, parte del progreso reciente estriba en que con la mejor comprensión de los procesos detrás de los distintos tipos de dolor han llegado tratamientos apropiados para administrarlo.

Martínez Lavín recalcó la importancia de que los tratamientos sean holistas o totales, incluyendo a la familia. Lara Solares dijo que dado el conocimiento actual, lo fundamental es dar a los pacientes buen desempeño funcional y mejor calidad de vida.

Tipología

Dolor nociceptivo o inflamatorio es el causado por una agresión física a un tejido. Es un sentimiento agudo que tiende a desaparecer cuando el tejido se recupera.

Dolor neuropático es el causado por una lesión o una disfunción en el sistema nervioso, sea central o periférico. Se cree que afecta a dos por ciento de las personas.

La fibromialgia es una enfermedad reumática en la que hay dolor crónico generalizado, sensibilidad exagerada, fatiga y trastornos de sueño. Se trata con pregabalina (Lyrica, de Pfizer).

Nota de Milenio-Tendencias Monterrey/Horacio Salazar

viernes, 9 de mayo de 2008

Compré mi propia lámpara de luz infrarroja

Ya dije todo en el título, así que sin más preámbulos, la presento. Ella es mi nueva lámpara. La luz infrarroja tiene un efecto térmico que favorece el sistema inmunológico y ayuda en padecimientos musculares, claro, como el dolor crónico. Ya la usé y fue una delicia, espero que mi nuevo apararito nos traiga muchos días de los que nos gustan.





¡Ah! En
El Blog Sano hablo largo y tendido de este tipo de terapia.

miércoles, 7 de mayo de 2008

Implante bajo la piel para aliviar el dolor

La Unidad del Dolor de la Clínica Santa Cruz de Tenerife, codirigida por los doctores Javier Arranz Durán y Rafael Calvo Falcón, en colaboración con el doctor David Abejón, jefe de la Unidad del Dolor del Hospital Puerta de Hierro de Madrid, realizó con éxito los dos primeros implantes en Canarias de neuroestimuladores medulares recargables ANS (Advanced Neuromodulation Systems) para el tratamiento del dolor crónico, recientemente aprobados para su utilización en Europa.

Según uno de los pacientes con esta tecnología implantada, "es mucho menos incómodo tener colocado un neuroestimulador debajo de la piel, que nos alivia el dolor y puedo manejar con un simple mando a distancia según mis necesidades, que tener que tomar un montón de pastillas para aliviar el dolor, con todos los efectos secundarios que me provocan".

Este tipo de dispositivos supone un gran avance en el tratamiento intervencionista del dolor, ya que la pila interna puede ser recargada mediante una antena externa por el propio paciente en su domicilio, alargando el funcionamiento de la misma de 5 a 20 años.

Los neuroestimuladores utilizados hasta ahora tenían una autonomía de entre 1 y 5 años, precisando ser reemplazados mediante intervención quirúrgica, con el consiguiente inconveniente de tener que someterse el paciente a una intervención quirúrgica cada vez que la pila del generador se agotaba.

La neuroestimulación consiste en la implantación de uno o varios electrodos en la columna vertebral que, conectados a un generador subcutáneo de impulsos (similar a un marcapasos), emite unas descargas eléctricas de alta frecuencia que bloquean las sensaciones dolorosas que llegan al cerebro.

Tomado de El Día

viernes, 2 de mayo de 2008

Poca marihuana: menos dolor sin consecuencias para la mente


La administración de dosis cuidadosamente calibradas de marihuana para fumar alivia el dolor neuropático difícil de tratar sin afectar la mente de los pacientes, informaron investigadores en Estados Unidos.

El dolor neuropático aparece por una lesión en la médula espinal, daño nervioso por diabetes, esclerosis múltiple u otros tipos de lesión nerviosa.

Suele tratarse con una gran variedad de fármacos, como antidepresivos, anticonvulsivos, opioides y antiinflamatorios, explicó a Reuters Health el autor principal del estudio, el doctor Barth Wilsey, de la University of California y el Centro Médico Davis.

Wilsey empezó a estudiar la efectividad de la marihuana contra el dolor neuropático después de que muchos de sus pacientes le comentaran que estaban fumándola para mejorar la terapia.

Para analizar los efectos analgésicos del cigarrillo de marihuana, el equipo dirigido por Wilsey le indicó a 38 personas con dolor neuropático que fumaran una dosis alta de marihuana con un 7 por ciento de delta-9-tetrahidrocanabinol (9-THC), una dosis más baja con 3,5 por ciento de 9-THC o un cigarrillo placebo sin 9-THC.

Cada participante probó cada una de las tres dosis con un sistema estándar de control del tiempo y el volumen de inhalación desarrollado en el Centro para la Investigación Clínica de Cannabis, de la universidad.

Todos los participantes se habían abstenido de fumar marihuana por lo menos los 30 días previos al inicio del estudio. Cada sesión de consumo estuvo separada por lo menos tres días para que los participantes eliminaran la droga del organismo.

Los cigarrillos con alta y baja dosis de marihuana tuvieron niveles idénticos de alivio del dolor y de reducción de la intensidad y la incomodidad del dolor. Pero los participantes fueron más propensos a sentirse "drogado", "intoxicado" o "alterado" tras fumar la dosis alta.

Ellos también sufrieron alteraciones de la atención, el aprendizaje, la memoria, la coordinación motriz fina y la velocidad. Los cigarrillos de dosis baja afectaron más levemente el aprendizaje y la memoria.

"La dosis baja no alteró el pensamiento de los pacientes. Existiría una ventana terapéutica en la que podríamos recomendar el uso de cigarrillos de cannabis contra el dolor de origen nervioso", dijo Wilsey.

Con todo, el equipo señaló que la indicación clínica de marihuana para tratar el dolor neuropático debe hacerse con "precaución, en especial cuando el aprendizaje y la memoria son indispensables para el trabajo y el estilo de vida del paciente".

El consumo de esta droga en pacientes jóvenes debe analizarse con mucho cuidado, indicó el equipo, dado que fumar marihuana aumenta el riesgo de psicosis en algunas personas.

El equipo realizará estudios sobre el uso de cigarrillos de marihuana con 1,75 por ciento de 9-THC para determinar si una dosis tan baja produciría el mismo alivio, pero con menos efectos secundarios.

Los autores probarán también una versión vaporizada de cannabis orientada a evitar los efectos adversos de fumar. Ojalá que con esta nueva gama de medicamentos, sea autorizada la marihuana para efectos terapeuticos.


FUENTE: Anne Harding en Reuters Health
The Journal of Pain, 17 de abril del 2008


jueves, 1 de mayo de 2008

Para cuando punza la cabeza

La revista Headache publicó que el tratamiento con toxina botulínica A (BoNTA) o divalproex (DVPX) reduce significativamente la discapacidad relacionada con la migraña episódica o crónica.

El Dr. Blumenfeld y sus colaboradores del Neurology Center en California han comparado la eficacia y la seguridad de BoNTA y DVPX en 59 pacientes con migraña episódica y crónica.

Ambos fármacos reducen el número de días al mes con cefaleas en pacientes con migrañas episódicas, aunque únicamente DVPX las reduce significativamente en el caso de las migrañas crónicas.

El porcentaje de pacientes con migraña episódica o crónica que experimentan al menos un 50% de reducción no difiere entre ambos tratamientos. Tampoco se encuentran diferencias significativas en relación a la severidad de las cefaleas entre los grupos de pacientes y la puntuación de Headache Index se reduce significativamente en los dos.


FUENTE:
Blumenfeld AM, Schim JD y Chippendale TJ

Headache 2008; 48: 210-220


martes, 29 de abril de 2008

Hablando de cisteínas

Científicos del Instituto de Fisiología Celular (FC) y de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM, y del Cinvestav descubrieron la región y el mecanismo responsables de que el receptor especializado, TRPV1, se active ante ciertos estímulos dolorosos. Además, demostraron, por primera vez, la participación del mismo en dolor inducido por elementos irritantes.

La capacidad para detectar el dolor ha evolucionado por millones de años. Esta sensación puede percibirse en cualquier parte del cuerpo gracias a que es registrada por esos receptores especializados, llamados TRP, presentes en las células.

Por su importancia, la investigación encabezada por Tamara Rosenbaum, del IFC, y León Islas, de la FM, fue publicada en el número de marzo de la prestigiada revista Nature Neuroscience.

El universitario señaló que el dolor no es un estimulo físico, per se, sino una construcción del cerebro. Este órgano interpreta algunos estímulos o daños en el cuerpo que, por ser intensos, se convierten en dolorosos.

De tal modo, “el dolor es una interpretación que hace el cerebro de la intensidad o del contexto e el cual ocurre un estímulo”, abundó León Islas.

También se trata de un mecanismo adaptativo, que se necesita para saber que algo anda mal en el cuerpo. En el mundo existen pequeñas poblaciones que tienen mutaciones de algunos genes, que les impide sentir dolor; así, pueden cortarse o herirse gravemente y no advertirlo, precisó Rosenbaum.

El dolor sirve para saber que, por ejemplo, un objeto está caliente y si se toca puede provocar una quemadura. Este tipo de estímulo, pre-doloroso, protege. Pero también existe el crónico, patológico o constante, aclararon los especialistas.

Los Transient Receptor Potential (TRP) son canales iónicos o proteínas presentes en las membranas de las células, que tiene la función de responder ante ciertos tipos de estímulos ambientales, entre ellos, sustancias liberadas que causan el dolor debido a procesos inflamatorios que ocurren en situaciones de isquemia o mal cardiaco, por sustancias químicas nocivas o irritantes o por temperaturas extremas.

“Para ello, tales canales se abren. Se pueden imaginar, en términos muy simples, como un diafragma que se abre y deja pasar iones. Eso causa que la membrana de las células donde se ubican, modifiquen su potencial eléctrico y produzca una señal que llega al cerebro, avisando que hay un daño”, puntualizaron.

Hasta ahora se han descrito seis familias y más de 20 tipos de TRP, cada uno desempeña distintos papeles en el organismo. Algunos, dijo Tamara Rosenbaum, responden a cambios en el calcio intracelular, otros a transformaciones osmóticas importantes en la función del riñón, o bien, a diferentes temperaturas.

“Lo fascinante es que hasta hace poco menos de 10 años se sabía que había ciertas terminales nerviosas llamadas nociceptoras, encargadas de detectar el dolor. Pero no se conocía el mecanismo molecular por el cual se percibe esa sensación. Hasta que se clonaron los canales TRP se dieron cuenta de que ellos son los responsables de detectar temperaturas extremas y otros estímulos químicos”, dijo.

Se sabe que el tamaño de estas proteínas o canales iónicos es de alrededor de 10 nanómetros o mil millonésimas partes de un metro, y el poro que conduce los iones mide tan sólo un nanómetro.

Los universitarios, con su equipo de colaboradores, Refugio García-Villegas, del Cinvestav, y los estudiantes de doctorado Héctor Salazar, y de licenciatura, Itzel Llorente y Andrés Jara, han estudiado en específico en TRPV1.

Este canal iónico tiene la función de detectar temperaturas altas, pero también procesos dolorosos que son resultado de una afección seria, la angina de pecho.

A pesar de que son importantes funcionalmente, se sabe poco de las regiones de la TRP que regulan cada una de las formas de respuesta ante los distintos estímulos. Los universitarios encontraron que el TRPV1, el área llamada amino-terminal del canal, es fundamental para la función y activación del mismo.

Utilizando técnicas de mutagénesis dirigida, los científicos removieron una a una las 18 cisteínas presentes en el canal, es fundamental para la función y activación del mismo.

Utilizando técnicas de mutagénesis dirigida, los presentes en el canal, hasta encontrar que en esa zona hay un solo aminoácido, la cisteína en la posición 157, responsable de la activación o abertura del canal, en respuesta a compuestos irritantes que se encuentran en plantas como el ajo y la cebolla, explicó.

Este trabajo representa un esfuerzo de tres años para la construcción de un canal TRPV1 sin cisteínas, pero funcional, que ya ha sido reconocido por diversos grupos internacionales que laboran en el campo, como una herramienta de gran utilidad.

Un solo aminoácido dentro del canal es capaz de regular su activación por estos compuestos irritantes y de promover los cambios conformacionales necesarios. “Ésa es la importancia del trabajo, donde se describe por primera vez ese hecho. Además se encontró que la alicina, un compuesto activo presente en esas plantas y que es el que modifica a la cisteína, también promueve una sensación e dolor. Así, si se inyecta alicina en la pata del ratón, se ve una respuesta de dolor y el animal se lame todo el cuerpo”.

La investigación también demostró que si en el animal es removido el gen que codifica el TRPV1, el ratón presenta una respuesta reducida al dolor. Estas investigaciones representan un avance importante en el conocimiento sobre la manera en la que funcionan los sistemas sensoriales a nivel molecular, finalizaron los científicos al reconocer el importante apoyo que recibieron de sus respectivas entidades.


Tomado de Intramed.net


lunes, 24 de marzo de 2008

Neurontin o no neurontin

Tengo más de dos meses sin el Neurontin. El terapeuta me dijo que los estudios salieron tan bien, que seguro no lo necesitaba, que lo fuera dejando. Y así hace cuatro meses, empecé a disminuirlo, hasta que ahora ya no lo tomo. Cuando le conté al Neurocirujano, me dijo que el Neurontin se tomaba por los síntomas y no por estudios de gabinete. Sin embargo, como estaba asintomática mientras iba disminuyendo las dosis, me dijo que continuara.

Hoy, la pierna está de rebelde, me duele de ese dolor que se alivia un poco apretándola, con golpecitos o con calor, un poquito con todo, pero no se quita. No es la primera vez. Algunas noches ya era incómodo conciliar el sueño con ese dolor. Pero decidí esperar, antes de llamar a alguno de los doctores. Me da miedo que la respuesta sea obvia, volver al Neurontin. Tengo aquí en casa, no es esa mi preocupación. Sino es perder esta sensación de libertad que me había dado dejar al menos un medicamento.

Lo que no sé hoy, es cuánto esperar. El brazo también me ha dolido, y lo he manejado, lo cuelgo, lo pongo sobre almohadas o con la compresa caliente, y al rato mejora. Es lo mismo, son síntomas que no había sentido las semanas que fui dejando el Neurontin. Y no sé si eso tenga lógica, que después de un tiempo vuelvan los síntomas. Hoy hay algo especial, la pierna, suele dolerme por la noches, cuando estoy cansada, hoy, es temprano y está que arde.

Ahora que baje un poco el dolor, pensaré en cuándo y a qué médico preguntarle.

viernes, 21 de marzo de 2008

El trío terrible


Continuamente nos dicen del trío terrible y aunque el concepto es sencillo de comprender, romper con él es mucho más complicado. Primero, ¿Qué es?

Cuando el dolor llega a ser un problema tan grave que interfiere con el trabajo y las actividades normales, podemos entrar en un círculo vicioso. Cuando una persona comienza a preocuparse por el dolor puede, a su vez, deprimirse y volverse irritable. Esta depresión e irritabilidad suele provocar insomnio y agotamiento, situación que causa una mayor irritabilidad, depresión y dolor.

DOLOR DEPRESIÓN IRRITABILIDAD

¿Fácil no? ahora trata de romper el circulo vicioso. Se complica la cosa ahí. Hablamos de un dolor que al menos ha existido por 6 semana seguidas, hemos intentado muchas cosas para disminuirlo, pero nada lo elimina. Donde podemos hacer algo, es en la preocupación. Entender nuestro dolor, nos disminuye de manera importante el estrés. Así que ahí necesitamos hacer muchas preguntas a los doctores y pedirles documentos para leer.

Luego está la depresión. Aunque ésta se origina más por una condición biológica y propia del dolor crónico, hay alternativas para atendernos. Desde los recursos que podamos usar en casa, como mantenernos ocupados, buscar actividades que nos diviertan y convivir con seres queridos, hasta la terapia. En lo personal, creo que la terapia de tipo conductivo conductal es la idónea en estos casos, pues necesitamos efectos rápidos.

Así es como yo veo el trío terrible y la verdad ya que uno lo entiende y asimila, lo puede llegar a controlar un poco. Poco a poco me he vuelto menos estricta conmigo misma, me doy oportunidad de descansar cada que mi cuerpo lo pide, dejé de pelearme todos los días con el dolor. Casi siempre lo tomo de la mano y lo traigo de un lado para otro, pero así, de la mano, sin pleito.

Obviamente hay días que no son tan buenos y el trío se transforma en una prisión donde parecen existir no tres sino nueve paredes. Esos días es difícil planear acciones, entender círculos, ni nada. Por eso, en los días, como hoy, que son buenos, me dedico a reflexionar y a compartir.

domingo, 2 de marzo de 2008

Ejercitar para controlar el dolor

Navegando, me encontré con estos videos. Son los ejercicios básicos para el dolor de espalda. No es una guía, y como dicen los videos, no sustituyen la consulta al médico, como nada en este blog pretende. Los encontré y me gustaría compartirlos, son parte de la rutina que yo debo hacer.

Estiramiento



Estiramiento paravertebrales


Área lumbar


Cadera


Abdomen

sábado, 1 de marzo de 2008

La buena

Con el sentido del humor, que algunos gusta y a otros tanto incomoda, he encontrado las ventajas de un episodio de dolor. No hablo de un día, sino de días, incluso semanas. No por ello, recomiendo sufrirlo.

Resulta que cambiamos de residencia, de Inglaterra con cuatro meses de vacaciones en México, para acabar en Irlanda. Quienes hayan recordado alguna vieja lesión gracias al frío, entenderán un poco lo que implica esto.

El venir a vivir aquí, yo y mis contracturas, al frío no le ha importado. El viene y se instala, es más aquí vive y nosotros venimos de metiches. Aún así, me gusta este lugar y, hasta hoy, las ventajas son más que las desventajas.

El punto es que mis músculos necesitan adaptarse…necesitamos un tiempo para crear un círculo virtuoso de reposo y ejercicio dentro de un constante frío. Hasta ahora, ahí la llevo, pero eso ha implicado varios días de cansancio.

¡Ahh si, los beneficios! No le digan a mi amiga la nutrióloga, ni a mi mamá…. ni a mi nana, ni a mi hermanas ¡diablos! tal vez no debería de escribir el post si es que no quiero que tanta gente se entere.

Bueno, ahí va, asumo los regaños que vendrán. ¡Me estoy poniendo bien buena! jajaja. He bajado la panza y hasta se me ve un poco de cintura (lo cual es mucho decir pues mi familia es más bien descinturada).

Entre que hemos cuidado de no comprar tanta guzguería en el mandado y que si me da hambre, como sólo una fruta en ese momento, he bajado de peso. No se crea que esto es diario, tal vez unas 2 o 3 veces por semana. Porque otras cocino completos menús o mi esposo se queda en casa y nos hace de comer.

He intentado remediar el asunto, haciendo de comer en gran cantidad cuando me siento bien, como para dos días. Pero no me ha funcionado, mi marido que es de buen comer (y yo de buen sazón) ve burro y se le antoja viaje. Así que el menú me dura solo un día.

Sé que es importante mi nutrición para mantener en buen estado mi sistema inmunológico y mil cosas más.. pero eso lo hablamos en otro post, éste solo se trataba de presumir lo buena que estoy :)


lunes, 25 de febrero de 2008

Un año de blog

De Vivir con Dolor. Gracias a quienes lo han leído, gracias a quien no conozco y gracias a quien me ha dado ideas. Este es mi espacio, monotemático, para escindir de mi blog personal, lo que, de pronto, hace de que el resto de mi vida parezca monotemático. El dolor sigue, igual que hace un año. Igual que hace dos. Igual sigue el. Quienes estamos alrededor lo comprendemos más, peleamos menos con el y hasta algunos hicimos las paces.


Felicitome, felicitote y felicítonos. De regalo, me llegó justo hoy, la confirmación de que colaboraré en un blog de difusión de salud. Pronto aparecerán mis reseñas ahí como Zamorán, se llama El blog sano. Este y el blog que arranqué la semana pasada México por Descubrir implican mi vuelta a la vida laboral después de una larga incapacidad y posterior renuncia. Vuelvo a ser parte de la población económicamente activa, y lo hago ¡que cosas! haciendo lo que por terapia empecé: escribir.

Cuando el dolor se empezó a quedar, quería decir muchas cosas, pero algunas no me atrevía a decirlas frente a frente, o simplemente no podía, así que escribí. Y me gustó. Empecé con mi blog personal, y mucho tiempo después con Vivir con Dolor

Aquellos días me atormentaba mi soledad frente a un teclado ¡que corta de vista estaba! no tenía claro que eso se volvería una pasión para mí, mi medio de comunicación, mi diario del dolor, mi centro oficial de gritos y llantos y mi porta tonterías favorito.

Gracias a R2rito que en sus mails desde Chicago elogiaba mi manera de escribir, gracias a Falazexy por aventarnos a nuestro taller literario, gracias a Lucas por procurarme amor, apoyo y la infraestructura necesaria para que siempre pueda escribir. Gracias a mis hermanas, mi mamá y nana por echarme porras, gracias a Toña, Kegel, la tocaya Torres y muchos, muchos amigos que dicen disfrutar mis letras. GRACIAS mayúsculas.

Que se cumplan los años que deban de cumplirse. Hay que tratar de no repetir el error de ser corta de vista. Abur.

miércoles, 13 de febrero de 2008

El dolor crónico altera el funcionamiento del cerebro

Un grupo de investigadores de Estados Unidos reveló que una serie de controles cerebrales realizados a personas con dolor crónico habían demostrado un estado de constante actividad en zonas que debían estar en reposo.

El hallazgo podría ayudar a explicar por qué esos pacientes presentan mayores tasas de depresión, ansiedad y otros desórdenes.

Los expertos señalaron que el dolor crónico parece alterar el modo en que las personas procesan información que no está vinculada con ese padecimiento.

"Al parecer, el dolor prolongado por mucho tiempo afecta la función del cerebro de responder incluso a tareas que demandan una atención mínima y que no tienen ninguna relación con el dolor", indicaron los autores en el Journal of Neuroscience.

Estudios recientes han demostrado que en las personas saludables ciertas regiones del cerebro toman el mando mientras se está en estado de reposo, algo conocido como "red en modo automático".

Esa red "se hace cargo de nuestro cerebro cuando está en reposo", explicó Chialvo durante una entrevista telefónica.

Cuando una persona realiza una tarea, la red se desactiva, señaló el autor; pero no lo hace en las personas con dolor crónico.

En cambio, una región frontal de la corteza cerebral fundamentalmente asociada con la emoción está constantemente activa, perjudicando el equilibrio normal.

Para estudiar esta actividad, Chialvo efectuó un control cerebral con resonancias magnéticas en 15 pacientes con dolor de espalda crónico y en 15 personas saludables. Los investigadores le pidieron a los participantes que efectuaran una tarea sencilla.

Enseguida, el equipo observó patrones específicos en los pacientes con dolor crónico.

"Lo que nos sorprendió es la diferencia en cuánto de su cerebro usaban para realizar la tarea comparados con las personas del grupo saludable", dijo Chialvo.

Los autores indicaron que los defectos en la red automática podrían explicar por qué las personas con dolor crónico tienen problemas de atención, de sueño e incluso depresión.

"Estos resultados sugieren que el cerebro de un paciente con dolor crónico no es simplemente un cerebro saludable que procesa información vinculada con el dolor, sino que está alterado por el persistente dolor de una manera similar a la que generan otras condiciones neurológicas relacionadas con problemas cognitivos", concluyó el equipo.

Fuente: Julie Steenhuysen/Reuters (España)

domingo, 10 de febrero de 2008

Literapia: leer en el hospital alivia el dolor y permite que el cuerpo enfrente mejor enfermedades.

La técnica comienza a ganar adeptos en el mundo porque la literatura, igual que ocurre desde hace décadas con otras artes (música, pintura o teatro), se está convertiendo en recurso terapéutico.

En España, donde la terapia ha ganado amplio terreno, existe un innovador proyecto en el que participan médicos, filólogos, psicólogos, profesores y escritores, quienes proponen el uso de la lectura y la escritura como un instrumento curativo más. Y no solo en enfermedades psicológicas, sino en dolores del cuerpo.

El proyecto Literapia se aplicará a niños y adultos hospitalizados dentro de una investigación en marcha, que se desarrolla en el Hospital Policlínico La Rosaleda, en Santiago de Compostela (España) y es impulsada por la fundación del mismo nombre.

"Los libros pueden ser otro elemento terapéutico, aún sin explorar suficientemente", señaló Manuel Freire-Garabal, profesor de Farmacología de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) y miembro de Literapia.

Para Darío Villanueva, ex rector de la USC y director del grupo de trabajo de Literapia, "no se está hablando de que la lectura sustituya a la terapia farmacológica, sino que puede ser útil como tratamiento coadyuvante para algunas dolencias".

En el equipo participan expertos españoles y también procedentes de diferentes países europeos, como Lennart Levi, del instituto Karolinska (Suecia), o el psicólogo Marc Michelle, de la Universidad de Lieja (Bélgica).

Editoriales están interesadas.

Según los primeros resultados, la terapia puede ser más eficaz en las personas hospitalizadas que tienen una disponibilidad de tiempo absoluta y con una mayor proximidad con quienes los atienden.

La ventaja de este método respecto a la terapia con música es que leer y escribir son dos actividades más activas, ya que intervienen todas las facultades de la persona que lee, reacciona ante el estímulo activando su inteligencia y hace trabajar su imaginación, interpretando y completando la trama con elementos propios.

La iniciativa, que se encuentra en una fase de búsqueda del proyecto del género literario más adecuado para cada tipo de patología, ya cuenta con el apoyo de algunas editoriales, que están dispuestas a facilitar lecturas seleccionadas a los pacientes.

También pretende integrar en su comité a autores de relevancia mundial como J.K. Rowling, uno de los máximos exponentes de la literatura infantil y autora de la saga de Harry Potter.

Leer para que no duela.

Las obras literarias no solo entretienen y deleitan el alma de sus agradecidos lectores.

Según fuentes de la Sociedad Española del Dolor (SED), cuando un paciente está leyendo un libro durante cuatro o cinco horas con entusiasmo, atención y emoción, puede conseguir abstraerse de su situación y sentir que no está ingresado en un hospital debido a una enfermedad.

Esto, debido a que la literatura puede transportar al lector y al escritor en el espacio y en el tiempo, alejándolo del sufrimiento y el dolor.

Este fenómeno se debe a que una obra literaria puede separar a quien la lee del sufrimiento físico o psíquico, e introducirle en un universo de magia, fantasía o ficción, del que puede llegar a sentirse protagonista.

Esto puede, al mismo tiempo, proporcionarle al enfermo un estado de felicidad intenso y profundo, según han verificado los investigadores del grupo europeo Literapia.

Letras que aportan inmunidad.

* La literapia podría ser incluida dentro las llamadas medicinas complementarias como la homeopatía, la acupuntura o el naturismo. Se basa en los hallazgos de la psiconeuroinmunología.
* Se ha comprobado que disminuir los estímulos negativos mediante psicoterapia, fármacos o musicoterapia favorecen la respuesta inmunitaria a enfermedades como el cáncer o las infecciones.
* Sus técnicas favorecerían una respuesta inmunitaria al cáncer o las infecciones, y parecen tener efecto positivo en dolencias autoinmunes, como lupus eritematoso, miastenia gravis o esclerosis múltiple.

Fuente: Sociedad Española del Dolor online

Recorte de prensa, eltiempo.com (2008-01-31)

Tip para manejar el Estrés

Relájate un rato