lunes, 19 de octubre de 2009

Día Mundial del Dolor

Hoy ha sido el Día Mundial del Dolor, los profesionales de la salud y los investigadores han estado en chinga para darnos respuestas a los pacientes. Ya que revise las conclusiones de los congresos y simposios les comparto aquí lo más interesante. Hasta siga habiendo gente que viva con dolor, seguirá habiendo días mundiales del dolor, para que doctores y público en general, conozcan que el dolor no es siempre un síntoma, a veces, es la enfermedad.

domingo, 18 de octubre de 2009

Exhibición del Dolor

Gracias al blog de Vivir con Sensibilidad de Isabel Ariño descubrí un la "PAIN Exhibit" (Exhibición del Dolor".

El creador y director de la PAIN Exhibit es Mark R. Collen, el cual inició el proyecto en el año 2001 después de años de recibir tratamientos que no sanaban su dolor crónico. Creando piezas artísticas sobre su dolor descubrió que el arte es mucho más efectivo para comunicar su experiencia del dolor que las palabras.

El deseo de Mark de ayudar a terminar el tratamiento inadecuado del dolor crónico junto con su entendimiento del poder del arte para educar, fueron los factores fundamentales en la creación de la PAIN Exhibit

Es una exposición de arte educativa y visual de artistas con dolor crónico que, con su arte, expresan alguna faceta de la experiencia de dolor. Según se relata en la página de la exposición virtual, la misión de la PAIN Exhibit es - a través del arte - educar a los profesionales de la salud y al público sobre el dolor crónico; y dar voz a la gran cantidad de personas que sufren en silencio.

Recorriendo las galerías de la página oficial, me encuentro con una filosofía interesante, donde marca al dolor crónico como un parte aguas, para sufrimiento y pérdidas, pero también para un crecimiento espiritual o una especie de conversión de la persona que sufre dolor crónico. ¿Qué puedo decir yo al respecto?

En lo de las pérdidas, no hay duda, he perdido harta cosa. Pero del lado noble del dolor, no sé, sigo tropezando con las mismas piedras, no soy mejor ser humano gracias al dolor crónico, sería ególatra decirlo, sin embargo, bien o mal planteada esa filosofía, tiene algo de cierto. Al vivir con dolor crónico se aprende a descansar en los brazos de Fe porque nada más parece dar respuesta. Obvio que hay momentos de desesperación, de angustia, pero el estilo de vida se vuelve así, ligero, dispuesto a sufrir imprevistos y dirigidos a ningún lado, pero con Fe, de que lo que vendrá será lo mejor. Al menos eso me pasa a mí.


Si un día me atrevo a pintar algo más que líneas, contactaré a la PAIN Exhibit.

Tip para manejar el Estrés

Relájate un rato