domingo, 26 de agosto de 2007

Olvidando por la medicina

Si, a mi también me pasó... aun sucede, pero si, menos. Mi hermana menor me acostumbro a tener siempre conmigo una libretita. Debe ser pequeña para que cargue con ella sin ningún problema.

Es triste que el doctor que prescribe estos medicamentos, no nos prepara para esa pérdida de memoria. Cuando me di cuenta que sucedía algo con ella, no me sentí "olvidadiza", me sentí "tonta". ¿Cómo podía olvidar si había desayunado? ¿Por qué me quedaba a media frase... olvidando una sencilla palabra?. Debía explicarlo a quienes convivían conmigo.

Sentía verguenza, tal vez se desesperaban, o pensarían que no estaba poniendo atención en la conversación. Con mi familia y amigos era mucho más fácil decir "disculpame, de pronto olvido palabras", pero, en mi entorno laboral era muy delicado.

No creía conveniente hacer del dominio de compañeros de mi trabajo, que tomaba ciertos medicamentos que hacía que olvidara cosas. ¿Me verían ahora como una compañera no confiable? En reuniones, era común ver caras de desesperación cuando olvidaba mi tercera palabra en mi presentación.

Por supuesto, mi ansiedad aumentaba... y preferí evitar mi participación, en esas reuniones, si se podía. Yo sabía que algo pasaba, y había una relación con mi tratamiento... pero nadie me preparó para esto.

Tip para manejar el Estrés

Relájate un rato