lunes, 4 de febrero de 2008

Cuando un ser querido pasa por esto

El dolor crónico no solo ataca a quien lo padece, sin también a sus relaciones familiares y sociales. Más propiamente dicho, ataca la gente cercana. Ante la impotencia y el desconocimiento, los que nos rodean pueden caer en actitudes erróneas en un intento de participar en la recuperación del paciente.

Las enfermedades crónicas presentan muchos retos en las relaciones en una época en la cual la comodidad y el respaldo social son de la mayor relevancia. He aquí unas maneras en las que puede ayudar:

* Sea paciente. Recuerde que su ser querido ha tenido que hacer muchos ajustes y está haciendo lo mejor que puede hacer.

* Proporcione consuelo frecuente de su amor y apoyo.

* Ofrezca ayuda práctica, como llevar recados, ayudar con las tareas domésticas y las compras.


* Lleve a su ser querido a citas médicas. Muestre interés en su cuidado y proporcione apoyo emocional.


* Encuentre la manera de pasar el tiempo juntos, realizando actividades de baja energía como ver una película o un video, comer algo, ir de día de campo, jugar un juego, sentarse en el parque o darle un masaje.


* No sienta que usted tiene que "arreglar" los problemas o dar recomendaciones. Muchas veces, el solo hecho de estar ahí y mostrar compasión es suficiente.


* Exprese agradecimiento por cualquier cosa que su ser querido pueda darle, a pesar de sus límites.


* Pregunte cómo puede ayudar a su ser querido.


* Exprese admiración por la fuerza y coraje que usted aprecia en su ser querido conforme sale adelante con los retos de la enfermedad.


* Su ser querido podría tener cambios en su estado de ánimo debidos al estrés y los retos de padecer una enfermedad crónica. No tome las reacciones emocionales como personales.


* Trate de ser sensible con los sentimientos de su ser querido. Escuche y aprenda a ser perceptivo.


* Manténgase en contacto con su ser querido. Incluso si él no está tan activo e involucrado en los intereses mutuos o reuniones como alguna vez lo estuvo, asegúrese de invitarlo de todas maneras.


Espere Cambios e incertidumbre. El paciente no sabrá como estará en un par de horas o en unos días. Algunas veces le tomará más tiempo que el de costumbre hacer ciertas cosas y será difícil para él hacer planes definitivos. Incluso, pordía no tener la energía para pasar tiempo con usted, en ciertas ocasiones. En algunos casos, hasta podría no recordar ciertas cosas. Y asuma que podría tener altas y bajas emocionales impredecibles.

Cuídese a Usted Mismo y Su Relación

El dolor crónico es una enfermedad difícil no sólo para el que la padece, sino para los que lo cuidan. Es normal sentirse desilusionado, impaciente, culpable, frustrado, indefenso y engañado. Es importante que tenga un cuidado adecuado de usted para que pueda proporcionar apoyo. Esto significa comer apropiadamente, hacer ejercicio con regularidad, controlar su nivel de estrés y hablar abiertamente sobre sus sentimientos con un miembro de la familia, un amigo, o un consejero profesional. Hable con su ser querido sobre como está afectando la enfermedad a su relación. Pregunte cómo se pueden ayudar entre ustedes. Tenga en mente que el apoyo de su familia y amigos es esencial para el bienestar de las personas con dolor.

Fuentes:

Grupo google FIBROAMERICA
Centers for Disease Control and Prevention
National Institutes of Health
Chronic Fatigue and Immune Dysfunction Syndrome Association of America
American Fibromyalgia Syndrome Association





Tip para manejar el Estrés

Relájate un rato