miércoles, 7 de mayo de 2008

Implante bajo la piel para aliviar el dolor

La Unidad del Dolor de la Clínica Santa Cruz de Tenerife, codirigida por los doctores Javier Arranz Durán y Rafael Calvo Falcón, en colaboración con el doctor David Abejón, jefe de la Unidad del Dolor del Hospital Puerta de Hierro de Madrid, realizó con éxito los dos primeros implantes en Canarias de neuroestimuladores medulares recargables ANS (Advanced Neuromodulation Systems) para el tratamiento del dolor crónico, recientemente aprobados para su utilización en Europa.

Según uno de los pacientes con esta tecnología implantada, "es mucho menos incómodo tener colocado un neuroestimulador debajo de la piel, que nos alivia el dolor y puedo manejar con un simple mando a distancia según mis necesidades, que tener que tomar un montón de pastillas para aliviar el dolor, con todos los efectos secundarios que me provocan".

Este tipo de dispositivos supone un gran avance en el tratamiento intervencionista del dolor, ya que la pila interna puede ser recargada mediante una antena externa por el propio paciente en su domicilio, alargando el funcionamiento de la misma de 5 a 20 años.

Los neuroestimuladores utilizados hasta ahora tenían una autonomía de entre 1 y 5 años, precisando ser reemplazados mediante intervención quirúrgica, con el consiguiente inconveniente de tener que someterse el paciente a una intervención quirúrgica cada vez que la pila del generador se agotaba.

La neuroestimulación consiste en la implantación de uno o varios electrodos en la columna vertebral que, conectados a un generador subcutáneo de impulsos (similar a un marcapasos), emite unas descargas eléctricas de alta frecuencia que bloquean las sensaciones dolorosas que llegan al cerebro.

Tomado de El Día

Tip para manejar el Estrés

Relájate un rato